Primeros auxilios: Asfixia 

La asfixia es la incapacidad para respirar causada por un bloqueo, la tráquea inflamada, o obstruida. Se trata de una emergencia médica grave, como consecuencia puede resultar daño cerebral o la muerte.
Durante un episodio de asfixia, el aire no puede llegar a los pulmones, como resultado se produce una oxigenación reducida en la sangre y en los órganos vitales. Si las vías respiratorias no se despejan rápidamente, el resultado final será de muerte por asfixia. La asfixia puede afectar a personas de todas las edades pero es más común en los niños. La prevención y el tratamiento inmediato de la asfixia puede salvar miles de vidas cada año. Así que es vital el saber que hacer en un episodio de asfixia.

De acuerdo con la Cruz Roja, más de 3.000 personas mueren cada año como resultado de la asfixia. La causa más común de ahogamiento es la comida, que se calcula que representa cerca del 70 por ciento de los casos de asfixia. Debemos saber que la asfixia por alimentación es una de las formas más prevenibles de asfixia. Muchas personas que se ahogan con comida y son tratados de inmediato, se recuperan con éxito y no sufren efectos permanentes.

Tipos de asfixia

Hay cuatro tipos principales de asfixia:

- Asfixia por obstrucción mecánica: Este tipo de asfixia es la que se da en caso de obstrucción de las vías respiratorias de una persona como resultado de un objeto extraño, como una canica o un pedazo de comida.

- Asfixia causada por inflamación de la garganta: Es el resultado de la infección cuando el tejido de la garganta inflama y se cierra e impide la respiración. Este tipo de asfixia también puede ser causada por una reacción alérgica. Puede ser que sea alérgico a algún medicamento, comida o que le haya picado algún insecto en la garganta.

- Asfixia por Estrangulamiento: se produce cuando una presión externa cierra la tráquea e impide la entrada de oxígeno.

- Asfixia por apnea obstructiva del sueño: Esta es causada durante el sueño cuando los tejidos del cuerpo obstruyen las vías respiratorias. Este tipo de asfixia es más común en los hombres y mujeres obesos y en aquellas personas que duermen boca arriba. Otros factores de riesgo para la apnea obstructiva del sueño son el tabaquismo, enfermedad pulmonar, y el consumo excesivo de alcohol.

La Asfixia, independientemente de la causa o tipo, es la consecuencia del corte del suministro de aire a los pulmones y la reducción de la oxigenación de la sangre. En el caso que el ahogado tenga la traquea totalmente bloqueada le impedirá el ser incapaz de hablar o pedir ayuda, se pondrá morado rapidamente alrededor de la boca y la cara por falta de oxígeno, hay que intentar de obtener ayuda rapidamente. El siguiente pasi suele ser la falta de conciencia.

La asfixia es una emergencia médica y requiere atención médica inmediata. En el caso que la asfixia sea prolongada, incluso si el paciente sobrevive, puede causar daño cerebral y neurológico debido a la insuficiencia de oxígeno que llega al cerebro y otros órganos. Se debe llamar a los servicios médicos de inmediato, en caso de que alguien comience asfixiarse, los intentos de extraer un objeto extraño de la garganta sólo deben realizarse si el objeto es claramente visible.

Prevención de la asfixia

La prevención por ahogo debe de ser unha prioridad en todas las casas, especialmente en hogares con personas mayores o niños. Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, los bebés menores de un año corren el mayor riesgo de asfixia. La mayoría de los casos de asfixia en niños pequeños son causados por alimentos, y esta causa es fácilmente prevenible.

Los niños deben ser supervisados en todo momento la hora de comer y jugar, y no se les debe ofrecer alimentos como uvas pasas, uvas, o rodajas de zanahorias crudas. Ningún niño menor de tres años de edad se debe jugar con juguetes con piezas pequeñas.

Los adultos también están expuestos al riesgo de atragantarse con la comida, y deben evitar el consumo excesivo de alcohol durante y antes de comer. Niños y adultos deben evitar reír y hablar con la boca llena. Evitar el alcohol, el tabaco y sedantes antes de dormir puede prevenir la asfixia causada por la apnea obstructiva del sueño.

Tratamiento de la asfixia

El Tratamiento de la asfixia varía dependiendo de la causa, pero la asistencia médica debe ser avisado a la primera señal de asfixia. La maniobra de Heimlich se debe intentar en cualquier persona que se seté ahogando con un cuerpo extraño. A menudo los profesionales médicos y sanitarios realizan una traqueotomía en el lugar de los hechos antes de su transporte si el ahogamiento no puede ser resuelto inmediatamente.

Tratamiento de la inflamación de la garganta causada por reacciones alérgicas a veces se puede tratar con medicamentos. En el caso de as personas con apnea del sueño pueden recibir un dispositivo para utilizar durante el sueño que crea una presión positiva de aire y proporciona una saludable mezcla de aire y oxígeno en estos casos es el médico el que debe evaluar al paciente que sufre esta anomalia respiratoria.